INICIO

El pescado congelado es un alimento que aporta proteínas de un alto valor nutritivo, vitaminas hidrosolubles y liposolubles y minerales esenciales. Según los expertos, su consumo frecuente garantiza al organismo humano un aporte adecuado de grasas insaturadas, muy beneficiosas para la salud.

Durante el proceso de congelación se pueden eliminar organismos que pueden producir alergias o alteraciones digestivas como ocurre con el Anisakis.

De esta manera,  un  producto del mar congelado  ofrece las máximas garantías al llegar al consumidor  si ha sido adecuadamente congelado y la cadena del frío se ha respetado. Se puede decir tranquilamente que el pescado congelado es un alimento natural cuya conservación se alarga gracias al frío y gracias a él mantiene todas sus cualidades y nutrientes, incluso a veces mejor que en condiciones ambientales normales  manteniendo las mismas cualidades nutritivas que uno fresco y conservando prácticamente las mismas condiciones de sabor y textura.